Nutrición verde

El avance de la medicina en todos los ordenes, la mejora en las condiciones sanitarias, el avance en la producción, conservación y calidad de los alimentos, el acceso a fuentes de energía y otros aspectos más permitieron el crecimiento vegetativo sostenido de la población pero a costa de que flora y fauna nativas vayan desapareciendo rompiendo un equilibrio vital.
Más personas que viven más y expandiéndose por doquier.
Este aumento exponencial de la población mundial trae aparejada una demanda proporcional de recursos naturales, bienes y servicios. Algunos artificialmente exacerbados por intereses comerciales y falta de cultura cívica. Sin embargo, existen límites naturales y de los otros.

El Cambio climático o Calentamiento global son algunas de las denominaciones que exponen dramáticamente las consecuencias ya visibles sobre el planeta y sus habitantes. En esta era de las comunicaciones globales y redes sociales nadie puede poner como excusa que no estaba informado. Tampoco que no puede hacer nada.

La decisión individual de mejorar nuestra alimentación reduciendo los nutrientes que nos perjudican y aumentando los necesarios o beneficiosos está en el camino correcto. Pero también existen responsabilidades colectivas que debemos atender pues la forma en cómo nos nutrimos afecta al entorno.

Para atenuar o postergar el desastre ambiental, nuestros hábitos de consumo se deberían modificar en muchos aspectos.
¿Qué podemos cambiar al alimentarnos?

AL ELEGIR

-Comprar los productos que son producidos localmente (en su zona) para evitar el transporte innecesario
-Consumir alimentos orgánicos ya que en su producción se contamina menos
-Reducir en lo posible el consumo de carne. Aumentar frutas y vegetales
-Reducir el consumo de productos de especies protegidas o en peligro de extinción
-Disminuir el consumo de alimentos pre-congelados
-Reducir el consumo de comidas preparadas y también, su envío a domicilio en vehículos motorizados
-Bajar el consumo de sopas, jugos, salsas y aderezos envasados.
-Reducir el consumo de alimentos o bebidas en envases plásticos o descartables. Privilegiar los envases de vidrio
-Reducir en lo posible el uso de infusiones en saquitos. Usar Hebras evita el consumo de papel y envases.
-Si es posible, reducir el consumo de agua envasada. Usar agua corriente potable o segura hervida previamente
-Reemplazar las bolsas plásticas desechables que utilizan los comercios por permanentes
-Adherir al Comercio Justo y rechazar los productos de las empresas que practiquen ‘greenwashing’ (simulación)

AL PREPARAR

-Descongelar previamente los alimentos (mediante la temperatura ambiente) antes de calentar o cocinar
-Reducir al mínimo el uso de madera, carbón u otros combustibles fósiles líquidos para cocinar o calentar alimentos
-Reducir o evitar el uso de tostadoras, procesadoras, licuadoras, hornos eléctricos. Si es posible, privilegiar el gas o microondas
-Al calentar agua o alimentos, usar las hornallas con la llama mínima o mediana para que no sobresalga del recipiente
-Al cocinar, tapar los recipientes para lograr una mayor concentración del calor
-Luego de hervir agua, guardar el remanente en un envase térmico para su uso posterior sin necesidad de recalentar
-Revisar el correcto cierre del Horno para evitar pérdidas de calor
-Aprovechar el calor remanente del Horno o el agua hirviente apagando antes de la cocción del alimento
-Usar menos el Horno o usar a temperaturas menores
-Al cocinar con el Horno, aprovechar para cocinar más de una preparación
-Guardar el líquido o jugo resultante de una cocción para un uso posterior
-Reducir el consumo de pequeñas piezas de madera como fósforos, pinchos, palillos, etc
-Alentar el uso de energías renovables (solar o eólica) para la preparación de alimentos y bebidas

AL CONSUMIR

-Reducir el uso de servilletas y paños de papel
-Consumir menos envases, cubiertos, vasos y platos descartables
-No almacenar alimentos calientes en la Heladera/Congeladora/Nevera. Esperar que antes alcancen la temperatura ambiente
-Bajar el uso de hielo para las bebidas (cubitos…)

AL DESECHAR

-Lavar la vajilla en lo posible con detergentes biodegradables y reducir el consumo de agua
-Separar la basura por tipo para mejorar su aprovechamiento
-Reciclar la basura y/o comprar objetos reciclados
-Comprar productos que usen menos envase para generar menos basura
-Si es posible, practicar compostaje o lombricultura con los residuos orgánicos

Conclusión:

El objetivo de practicar alguna de estas acciones es disminuir la emisión directa o indirecta (huella de carbono) de dióxido de carbono (CO2), metano y otros gases que aumentan el ‘efecto invernadero’. También reducir el consumo de agua potable y evitar la extinción de especies en peligro.
Muchos pensarán que este esfuerzo es como una gota en el océano, imperceptible.
Sin embargo, imaginen si cada acción la multiplicamos por millones de consumidores durante generaciones.

Claves:
uso racional de recursos,cambio climático,energías renovables,calentamiento global,ahorro energético,combustibles fósiles,energía solar,energía eólica, GEI,Al Gore,RSE,Greenwashing,comercio justo, REDD, green nutrition

Ver más»

Información nutricional

Rotulados
En consonancia con normativas de cada país, los Códigos alimentarios y comerciales locales establecen la forma y contenido del rotulado nutricional de los alimentos envasados. Para una porción determinada, la información nutricional abarca una lista de nutrientes, algunos obligatorios y otros optativos, indicando para cada uno qué cantidad se encuentra presente y en algunos, cuánto aporta al valor diario requerido para cumplir con una alimentación adecuada. Es decir, el valor energético mínimo necesario en kilocalorías (Kcal) o kilojoules (KJ).
También algunas normativas especifican los productos que están exentos de esta obligación.

El cumplimiento de estos rotulados permite que el consumidor tenga más información al elegir el producto que mejor cumpla con sus expectativas y necesidades. También a los nutricionistas, dietistas u otros profesionales de la salud para recomendar, permitir o prohibir algunos. Además, normaliza la información de los productos que se intercambian entre distintos países permitiendo similar comprensión entre los importados y los locales.
Sin embargo hay aspectos a mejorar:

Globalización
El aumento del intercambio cultural y comercial permite que cada consumidor disponga en la actualidad de una oferta de productos más variada que antaño. Pero las normativas para el cumplimiento y formato de la información nutricional a exhibir difieren de un país a otro. En algunos no es obligatorio, en otros sí pero en muchos casos la cantidad de nutrientes a exhibir son distintas según el país. Aún con empresas del mismo grupo.

Hay países que muestran en el rotulado la presencia de ciertos componentes como un % del valor diario cumplido (%VD) según su propia tabla de Valores De Referencia. En estos casos, la comprensión se dificulta para un consumidor que adquiere un producto fuera de su país de origen. Por ejemplo: No es igual el valor recomendado de varias Vitaminas en EE.UU que en Argentina.
ver Valores Diarios Recomendados

Para complicar aún más, hay países que para expresar una porción utilizan las del sistema métrico internacional. Otros usan: Onzas, Onzas fluídas, pintas, quarts, teaspoons, tablespoons, o expresan la energía como KJ (KiloJoules) en vez de kcal. También algunos productores muestran la Sal presente y no el Cloruro de sodio. Otros olvidan indicar el valor de la porción.
Sería conveniente que todos exhiban los valores en kcal, gramos, miligramos/mililitros o microgramos y se evite el uso de las Unidades Internacionales (IU) para cuantificar algunas vitaminas.

También que la separación de enteros y decimales sea mediante coma (Ej: 1234,56). Que dentro de un mismo país se use indistintamente coma y punto solo aporta a la confusión general.

Afecciones
Habría que extender el alcance y precisión del rotulado por afecciones como Anemia, Alcoholismo, Diabetes, Hipertensión, Osteoporosis, Obesidad, Alergias, Fenilcetonuria, Uremia, Glucemia, Hiperucemia, Litiasis y otras afecciones, algunas metabólicas o genéticas. Hay componentes a controlar cuya exhibición es básica como: Grasas, Colesterol, Azúcar, Sodio, Calcio, Tenor alcohólico.
Deberían serlo también aquellos que se relacionan con alergias (alérgenos), afecciones físicas o intolerancias como: Gluten, Trigo, Avena, Cebada, Centeno, Soja/Soya, Huevo, Frutos secos o Nueces, Pescados, Lupin, GMS (GlutamatoMonoSódico), Nitritos, Sulfitos. Habría que incluir en esta lista a Alcohol etílico/Etanol, Cafeína, Teobromina, Maltodextrina, Jarabe de Maíz de Alta Fructosa (JMAF), Tartrazina, Glucuronolactona, Taurina, etc.

Extensión a otros productos
El rotulado obligatorio debería incluir a productos hoy exentos. Bebidas como vinos, cervezas, licores, sidras y otros no informan los componentes básicos de un rotulado y además poseen ingredientes que afectan directa o indirectamente la calidad de la nutrición y en algunos casos, el equilibrio psicofísico luego de su ingesta. Una nutrida documentación avala los beneficios de ciertos componentes como los antioxidantes en los vinos para la salud humana (el Tanino y el Resveratrol por ejemplo) pero esta información no se suministra con un rotulado.
También sería necesario conocer los componentes de los alimentos frescos.

Internet
Como parte de la atención al consumidor final los productores o fabricantes deberían brindar la información nutricional de sus productos en forma obligatoria por Internet. De esta manera se podrían analizar previamente y elegir los más convenientes con mayor seguridad.
Este servicio, además de ayudar a cada interesado, también apoyaría adecuadamente la labor de nutricionistas y dietistas. Especialmente en la preparación de alimentos en aquellos lugares donde se requiere un control más estricto como establecimientos educativos, sanitarios, geriátricos y otros.

Etiquetas:
tablas nutricionales, salud nutricional,dietas, trastornos alimenticios, rotulado nutricional, suplementos dietarios, bulimia, anorexia, desnutrición, informacion nutrimental, vida sana, composición de alimentos, food composition, food label, nutritional health, diets, eating disorder, nutrition labeling, nutrition facts, dietary supplements, malnutrition, diet guide, nutrition guide,tableaux nutritionnells, santé nutritionnelle, regimes, troubles alimentaires, etiquetage nutritionnel, supplement alimentaires, boulimie, anorexie, malnutrition, information nutritionnelle, composition des aliments, AJR, CDO, CDR, DRI, IDR, GDA, RDA, VDR, alcoholismo, antioxidantes, atención al consumidor,colesterol, celíacos, diabetes, obesidad, hipertensión, osteoporosis, fenilcetonuria, uremia, glucemia, anemia, PKU, MSUD, LYS, MMA/PA, GA-1, ISO 9001

Ver más»

Varios, Directorio

Información nutricional
Nutrición verde

Ver más»